Glossae

¡Más cocales y menos Universidades!

Posted in En línea by Marcelo Columba on 11/05/2012

¡Más cocales y menos Universidades!

El valor de la educación universitaria en el discurso plurinacional

Juan Marcelo Columba Fernández*

Ante la exacerbación de los conflictos en el país, no creo que sean justas las profusas comparaciones entre ciertos jerarcas plurinacionales y los gentiles, sufridos y cenicientos borricos que alegran los bucólicos paisajes locales. Considero que la ayuda de estos últimos, en las penosas labores agrícolas, es cien veces más beneficiosa que la modorra de ciertas autoridades cuyo espíritu no ha sido cultivado a la altura de su investidura.

Las declaraciones ufanamente proferidas por el presidente cocalero sobre la universidad han revelado, una vez más, el descomunal desprecio que tiene la actual administración por la educación superior, considerando a la ignorancia como un valor supremo y una condición de felicidad en la ideología plurinacional.

Si hay una característica que no debe pasarse por alto en lo referente al discurso político, es que éste encarna en sus emisores los valores de la ideología que defienden. En el caso de los actuales gobernantes bolivianos, la ignorancia se ha visto incorporada a los valores plurinacionales al momento de expresar la alegría de “no haber ido a la Universidad” y al citar actividades de erudición tales como la “lectura de arrugas” o la más reciente “lectura de hojas de coca” en lugar del estudio de libros y códigos de derecho, respectivamente.

La indignación de amplios sectores de la población ante estas expresiones se debe, fundamentalmente, al lugar privilegiado que han consignado a la educación en la perspectiva de mejoras en su calidad de vida ¿Cuánta indignación y frustración pueden sentir los universitarios que dedican gran esfuerzo y numerosas horas a su especialización profesional, ante las vergonzosas apologías de la ignorancia surgidas desde incultura de las autoridades? La protesta y movilización en contra de las actuales políticas gubernamentales que atentan contra la educación superior no son casuales. En palabras de la socióloga Fernanda Wanderley, estas desafortunadas declaraciones “… desmerece(n) el trabajo de decenas de profesionales formados en nuestras universidades públicas y que están al servicio del país.”.

Si la formación a nivel profesional ya no es valorada, si ya no es importante la educación superior en nuestra sociedad o, como dice el célebre tango, si es “lo mismo un burro que un gran profesor” permítaseme proponer, inspirado por las ideas del presidente cocalero, la demolición de la infraestructura universitaria para dar lugar a una copiosa  siembra de coca. Sea nuestra nueva consigna en el  horizonte de progreso y felicidad del Estado plurinacional ¡Más cocales y menos Universidades!

______________________________
*Lingüista. Profesor Universitario.

Anuncios

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Leonardo said, on 24/05/2012 at 03:51

    De pasada leí su publicación, muy sentida se nota en su expresión, asumo que es docente de pre – post grado, aunque comparto el sobresalto que genera la expresión del Presidente (no adhiero cocalero por no entrar en un franco y mal intencionado uso del “adjetivo”, sino simplemente el cargo con el que muchos lo elegimos), no quiero justificarlo mas si entenderlo desde la óptica de su origen, de su vivencia, repito no por justificarlo, suena trillado pero es real el viene como la gran mayoría de los sin voz aun, de un origen enfermo que es la pobreza pero de la más injusta, si de esa en la que tienes que vivir mirando lo que lanza el pasajero de la flota que pasa por el camino cerca de la comunidad en que nació, quien diría ese que viaja es un “licenciado” que por azares del destino tubo recursos para estudiar y luego para “lanzar” algo al pobrecito infortunado. Peor aún pasar su vida de sindicalista arremetiendo contra los “licens ” que manejaron el país a gusto y antojo y entre familia, criticando y bloqueando junto a la gran mayoría de iletrados del país. Difícil situación parece que algo tiene que haber influenciado para sentirse así, llámelo frustración, injusticia, hasta envidia si quiere. Peor todavía cuando los aspirantes a “licens” agreden de forma directa al patrimonio del estado, quien responde después por eso?, luego muestran las rencillas ya crecidas hace tiempo contra los médicos cubanos que entre mal o bien se hicieron sentir con aquellos que no tienen seguro social de 6 horas al día, pese a los ya conocidos casos de “ceguera” pero quien mencionada la negligencia médica de cada día en el Hospital de la Mujer y en el Materno Infantil, que mujer en gestación no le teme. Y es claro que las universidades no han cambiando siguen los “eméritos” docentes (no todos) racistas, clasistas, “verdes” . No en vano la gran mayoría de padres aun aconsejan a sus hijos estudiar Medicina, Ingeniería, Auditoría, Administración, Abogacía y cuando el aspirante a “licen” pregunta por qué, le dicen que tendrá plata, trabajo seguro y negocio propio, a quien le importa investigar y servir a la sociedad. Quizás por esas razones el Presidente se alegra de no haber ido a la universidad en otra circunstancia se habría graduado de alguna carrera para ser asesor de algún movimiento indígena relegado al olvido. Por eso, sin justificarlo, no me alegra que haya o no haya ido a la ”U” solo espero que pueda cumplir con la promesa que hizo de luchar por aquellos que pese a no tener cartón con sello seco, trabajan sin seguro, mas de 10 horas, que viven de lo que siembran, que no conocen medico ni hospital y que recién se enteran que tiene derechos, siempre hacen falta aquellos que miran del otro lado. Y para ser justos al contexto si a las 8 horas pero con seguridad social y exclusividad.

    • Marcelo Columba said, on 28/05/2012 at 03:32

      Primero, gracias por leer el texto. Segundo, considero que al ciudadano promedio no tiene por qué ineresarle la supuesta historia de vida que usted relata sobre el presidente cocalero (ya tiene numerosos biògrafos obsecuentes en esta tarea) lo que realmente importa es que gobierne y lo haga bien. Tercero, si él se siente feliz con la ignorancia, allà él; el problema radica en la falta de respeto hacia todas las personas que valoran educaciòn superior -un presidente deberìa ser extremadamente cuidadoso al expresar tal postura. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: